NOMBRE: DANIEL FERNÁNDEZ VAGA

ROL: DIRECTOR DE ARTE

¿Qué te motivó/inspiró a formar parte del proyecto?

Comencé a participar de éste proyecto, bastante tiempo antes que César Charlone me ofreciera hacer la Dirección de Arte, en el rol de Utilero de rodaje. Desde ese momento y desde otro rol distinto al que finalmente tuve, sentí la responsabilidad de colaborar en esta aventura que es realizar una minuciosa reconstrucción de época , de la cual sabemos la historia contada  por los vencedores, abundante en anécdotas, cuentos, fábulas y leyendas. Me motivó mucho pensar que desde mi lugar podía aportar algo en la construcción de una visión diferente a la que conocemos sobre la vida y costumbres de principios del siglo XIX y el comienzo de la gesta revolucionaria.

¿Qué fue lo primero que pensaste cuando te dijeron que Esmoris iba a interpretar el papel de Artigas?

No me sorprendió encontrarlo entre los actores que habían participado en el casting. No sé si fue lo primero que pensé, pero me gustó que se eligiera a Jorge que físicamente no estaba entre los “parecidos” al Artigas que conocemos, la imagen inventada que conocemos. De alguna forma nos alejamos del parecido físico , de la imagen del cuadro, del bronce, también eligiendo a Esmoris. El compone un personaje increíble.

¿Cuál fue el mayor obstáculo que tuviste que enfrentar durante el rodaje?

No tuvimos obstáculos demasiado grandes, creo. Algunas cuestiones climáticas muy adversas, temporales, lluvias y viento que dificultaron el trabajo en ocasiones. Podría señalar sí, que tuvimos en un momento una locación elegida para empezar nuestro campamento de construcción del set donde ya habíamos acumulado la mayor parte de los materiales, 90 toneladas de madera por ejemplo, que sufrió una inundación tremenda y resolvimos dar marcha atrás con ese sitio, comenzar a buscar de nuevo y mover todo ese material. De alguna manera fue algo que nos re-motivo para seguir en otra dirección y el resultado fue muy bueno.

¿Podrías describir tu proceso de trabajo para el filme?

Comenzó en 2008, después de la lectura del guión, vino la investigación que realizamos a partir de tres fuentes principales: la lectura de documentos históricos , como el archivo Artigas, que abarcaran ese período de la historia que queríamos contar, relatos de personaje que hubiesen estado por éstas tierras registrando lo que veían y sus impresiones, material imprescindible para la reconstrucción de la vida cotidiana, y visualización de imágenes de la época, pintura, grabados, dibujos, etc. Por otro lado todo, el material interpretativo de los acontecimientos reflejado en los libros de los historiadores, monografías y tesis de todo el período desde el punto de vista de la Historia y la Antropología. Junto con esto las jornadas de trabajo con docentes, historiadores e investigadores de diferentes disciplinas , nos completaron  un panorama muy amplio y completo sobre el período y los acontecimientos históricos. La tercer pata de la investigación fue hacer un trabajo de campo que comenzó en la Patria Gaucha del 2009, para interiorizarnos  en ese paisaje humano del norte de nuestro país que recrea, año a año, la vida, costumbres y episodios de nuestra historia. Aprender de esa gente  nos abrió un camino que después transitamos que fue el de definir un criterio estético de la película, apegado a la historia, pero con un estilo integrador del saber hacer de la gente del campo, marcando el espacio, los materiales a utilizar y  conversando mucho sobre la historia que queríamos contar para obtener un proceso de creación colectiva, sobretodo en la construcción de lo que fue el campamento Artiguista en el Ayuí. En la locación elegida se acampó  durante 4 semanas para construir la comandancia, iglesia, viviendas, herrería, palenques, corrales, panadería, matadero, saladero, etc., antes de eso y sabiendo a grandes rasgos que es lo que se construiría, el equipo de construcción acampo durante 4 días para buscar y cortar la madera nativa de monte.

Más de 1200 objetos de utilería se consiguieron, o se fabricaron  para la película, desde espuelas y puntas de lanza hechas con métodos tradicionales en la localidad de Tambores, hasta ánforas, porrones en cerámica y artículos de cuero realizados en Bellas Artes y la UTU en Montevideo.  10 carretones réplicas de los usados en el Éxodo, construidos en talleres de escenografía, transportados y armados en Tacuarembó.

El proceso de recreación y ambientación, abarcó escenarios de Colonia, Montevideo, Canelones, Maldonado , Tacuarembó y la recreación de un asentamiento indígena, filmado en la localidad de Emboscada en Paraguay.

¿Cuál es tu recuerdo favorito del rodaje?

Mi mejor recuerdo viene del amor, el cariño y el enorme esfuerzo que los compañeros le pusieron a éste proyecto. Tanto el equipo de Tacuarembó como el equipo técnico de Montevideo que trabajo tanto en el norte como en el sur.

¿Cómo describirías a Artigas en una sola palabra?

Un HOMBRE

¿Por qué la gente tiene que ver Artigas – La Redota?

Por primera vez  podremos ver en imagen , luz, palabra y sonido, cómo se vivió en aquella época de la que poco sabemos. Porque conjuga el apego a los acontecimientos históricos, de un argumento original documentado en hechos reales en un producto audiovisual muy dinámico y atrapante.

Anuncios